Por Christopher Garrison – 5 de octubre de 2020

La vacuna «Oxford / AstraZeneca» es una de las principales esperanzas del mundo en la carrera para poner fin a la pandemia de Covid-19. Sin embargo, su historia no es tan clara como puede parecer a primera vista. Los medios de comunicación que informan sobre la vacuna tienden a centrarse en el muy pequeño (sin fines de lucro, académico) Jenner Institute de la Universidad de Oxford, donde se inventó la vacuna, o en la gran empresa (‘Big Pharma’) AstraZeneca, que ahora es responsable de organizar su desarrollo, fabricación y distribución a nivel mundial (sin ánimo de lucro). Sin embargo, el examen del camino de la propiedad intelectual (PI) de la vacuna desde la invención hasta la fabricación y distribución revela una imagen más compleja que involucra a otros actores importantes (con perspectivas de lucro).

Consciente de las grandes sumas de dinero público que se utilizan para apoyar el desarrollo de la vacuna Covid-19, Medicines Law & Policy ha escrito una nueva nota informativa técnica que contextualiza los roles respectivos del Instituto Jenner, AstraZeneca y estos otros actores, de modo que su participación del riesgo y la recompensa (potencial) en el proyecto puede entenderse mejor. También proporciona comentarios y plantea algunas preguntas importantes sobre lo que aún podría hacerse mejor y las lecciones que se pueden aprender para el futuro.

Para acceder al documento informativo, haga clic aquí (en inlgés)