Representantes de la ONG Corporación Innovarte, de la Fundación Nuevo Renacer, del Colegio de Químicos Farmacéuticos y pacientes de cáncer y hepatitis, apoyados con la firma de diputados de diversos sectores, como Giorgio Jackson quien además los acompañó al palacio de Gobierno, Miguel Ángel Alvarado y Gabriel Boric, concurrieron al Palacio La  Moneda este 10 de noviembre para entregar una carta a la  Presidenta de la República, Michelle Bachelet, con el propósito que curse la solicitud formulada a principios de año al Ministerio de Salud en torno a que se declare que existen razones de salud pública que justifican la entrada a Chile de medicamentos genéricos de última generación para el tratamiento de la Hepatitis C y el Cáncer de Próstata.

La solicitud[1] al Ministerio de Salud fue formulada en marzo de 2017,  y  firmada, además de la sociedad civil, por parlamentarios de diversos sectores, donde se urge al Ministerio de Salud a declarar que por razones de salud pública se permita la entrada al país de medicamentos genéricos de última generación, es decir, del sofosbuvir para la Hepatitis C, y enzutalmida para el Cáncer de Próstata, por vía de las llamadas licencias obligatorias de las patentes farmacéuticas que restringen su acceso.

En la oportunidad, Luis Villarroel, Director de Innovarte, dijo que “con ello se lograría reducir considerablemente el valor del medicamento para el caso de la Hepatitis C, pasando de 40 millones de pesos en farmacias a menos de 400 mil pesos. En el caso de la enzutalmida para el Cáncer de Próstata, su costo mensual es cercano a los 6 millones de pesos, lo que resulta impagable para la gran mayoría de pacientes, y que de otorgarse las licencias obligatorias, se abriría la posibilidad igualmente de contar con genéricos en el futuro a precios muy reducidos.

Asimismo, si el Minsal ocupa el mecanismo de licencias obligatorias, como lo han hecho otros países como Malasia  para dar cobertura a la Hepatitis C, el precio de más de 7 millones de pesos que cancela actualmente el Ministerio de Salud por tratamiento, se podría reducir a menos de 350 mil pesos, con lo que se podría liberar miles de millones de pesos para ampliar la cobertura o destinarlos a otras enfermedades y así salvar miles de vidas.

La carta entregada a la Presidenta Bachelet fue firmada por los diputados Giorgio Jackson, Miguel Alvarado, Eugenio Tuma, Daniel Farca y Gabriel Boric. El texto igualmente enfatiza que el mecanismo de las licencias obligatorias por razones de salud pública está contemplado en la Ley Nacional de Propiedad Industrial, art. 51 y consagrado por todos los tratados internacionales suscritos por Chile.

Cabe destacar que la Cámara de Diputados aprobó en enero de este año una resolución[2] por la que requirió al Ministerio de Salud integrar las licencias obligatorias en sus políticas de compra de medicamentos, y en estas fechas se debiera cumplir.

[1]    https://innovarte.org/wp-content/uploads/2017/10/17-marzo-Carta-Salud-P%C3%BAblica.pdf

[2]    https://www.camara.cl/prensa/noticias_detalle.aspx?prmid=131466