10 de abril de 2015.

Abstract: En un documento de 2015, Bo Vesterdorf sostiene que no existe un fundamento jurídico para la aplicación decisiva de las teorías de autoasignación abusiva con arreglo al artículo 102 del TFUE. Su artículo se presenta en el contexto de la investigación de búsqueda de Google en la Unión Europea. En opinión de Vesterdorf, la única vía legal que puede utilizarse para ordenar a una empresa dominante que «no favorezca» sus propios servicios es la doctrina de las instalaciones esenciales. Vesterdorf pasa a hacer una descripción muy restrictiva del alcance y las condiciones de aplicación de la doctrina de las instalaciones esenciales en la legislación de competencia de la Unión Europea.

Texto completo disponible en: https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2592253